TIEMPO PARA EL REMORDIMIENTO : SOBRE ” LA PINTORA DE ESTRELLAS” DE AMELIA NOGUERA

LA PUNTORA DE ESTRELLAS[1]Iniciada en el ámbito de la autoedición digital , Amelia Noguera ha llegado a ser  una de las escritoras más cotizadas en Amazon.  Sus   cinco obras   han empezado a ver la luz en formato papel y para alegría de quienes nos desenvolvemos con torpeza  en este nuevo proceso civilizatorio dominado por las nuevas tecnologías. La editora Blanca Rosa Roca  ha lanzado una de sus novelas inéditas,” La marca de la luna” ( Editorial Roca, 2015) y también se ha convertido en uno de los fichajes de Random House  que, a través del sello Suma de Letras, pondrá en las librerías para la próxima temporada de 2016 dos de sus novelas ya publicadas en libro electrónico, “Escrita en tu nombre” y  ” Promete que serás delfín“.   Su última novela, “La pintora de estrellas” ( Suma de Letras,2015) es de plena actualidad,  coincidiendo precisamente  con  el 70 Aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial. Dicho esto, Amelia Noguera no es una novelista que se deje llevar por las modas literarias, muy a pesar de que el mundo editorial amenace en estos momentos con una lluvia de novelas sobre ese periodo histórico.

Amalia_Nogueira_p[1]

                                                                      Amelia Noguera

Año 2000, Violeta, una mujer de espíritu independiente y a la que le gusta escribir, vive con su compañero, Álvaro, un hombre de negocios maltratador  que la tiene  anulada. Después de una violenta  paliza y desconcertada al saberse embarazada de su pareja, decide abandonarla para refugiarse en casa de su abuelo, Diego, un anciano en el otoño de la vida. Éste  le propone  a su nieta un viaje a su pueblo natal en Asturias. Llegados allí, descubre un lujoso palacete propiedad de la familia y del que  Violeta no tenía noticia. Se queda fascina por aquella casa y donde mora el pasado  del propio Diego en los albores de la Guerra Civil.

Asturias_Cartel___de___octubre[1]

El periplo de los miembros de su familia no es muy diferente al de muchas  otras de la burguesía media de provincias en los años de la Segunda República. Viven los conflictos del 34 en las cuencas mineras y sospechan que España está yendo directa a la catástrofe. Aventureros, deciden instalarse en París para escapar del enrarecido ambiente político y social que impera en el país. El personaje más central y a la vez enigmático de ese pasado familiar es su abuela, Elisa.Joven con vocación artística, Elisa  se matricula en la Escuela de Bellas Artes una vez llegada a París con su familia.Allí descubre el ambiente moderno y cosmopolita del París de “Entre Guerras” y que contrasta con el espíritu provinciano de su país.  Tiene talento como pintora y cree en si misma.

Entretanto, Elisa consigue  la protección de una importante galerista parisina, Danielle, quien accede a exponer sus obras, aunque a cambio de hacer para ella  ciertos trabajos no del todo éticos. Elisa vive por otra parte bajo la imprenta de su madre, Clara , a la que también le gustaba pintar y  que, torturada por una infancia tormentosa, se suicida cuando su hija está empezando a hacer camino como artista y justo unos días después de que estalle la guerra civil en España. Perseguida por la sombra de Clara, Elisa pone todo su empeño en realizar los sueños de su madre. Con un excepcional talento para la copia y acaecida la ocupación de París  por parte del ejercito alemán, Elisa va a colaborar con su amiga Danielle  en la falsificación de grandes obras de arte con el fin de engañar a los nazis e impedir que éstos saquen de Francia obras maestras originales.

image3[1]

A lo largo de la novela, lo histórico se entremezcla con lo sentimental. Elisa está unida al entonces joven  Diego y el cual tiene a su vez que rivalizar con su mejor amigo,  Martín, que también está perdidamente enamorado de ella.  La historia va a girar a partir de ahí en torno a  Danielle y estos dos hombres. En medio de ellos surgirá Anna, una prima de Diego y que vive dominada por obsesivos impulsos lujuriosos hacia él. Ese amalgama de pasiones y rivalidades amorosas , así como el estallido de la Segunda Guerra Mundial y el expolio de obras de arte por parte del régimen hitleriano forman el contexto general de la trama.

Sin embargo, se producirán  una serie de acontecimientos que trastornarán la vida de todos. Aún a pesar del paso de las décadas y la llegada de la vejez,  Diego vive poseído por el recuerdo de aquella etapa de su vida y  por el de ElisaAnciano, pero  sobre todo, torturado por  el remordimiento, Diego sabe que se va a morir y necesita a todo costa reparar algo inconfesable y terrible que ha hecho en el pasado y que mantiene oculto ante su nieta Violeta.

1283_0_MK_nocturna_torre_eifeel_sena_100x70[1]

Amalia Nogueira sabe jugar con habilidad con los tiempos , viajando la obra del presente al pasado  y esto con una gran soltura narrativa. En realidad la trama destila la subjetividad de dos personajes separados por un abismo generacional, pero que no dejan de caracterizarse por una gran complicidad.  Violeta  es una mujer de su tiempo, confrontada a la violencia de género y a las dudas sobre su voluntad de maternidad. Diego, a cuanto a él, es un hombre dominado por los episodios oscuros de su vida. Si Violeta refleja la realidad de bastantes mujeres actuales y con las que probablemente muchas lectoras encontrarán identificación , Diego  es el personaje de verdad hipnotizador y eso a  través de la propia sombra de Elisa y de unos hechos que Noguera mantiene en el cajón casi hasta el final y desde un singular juego de enigmas que torna al lector rehén de la curiosidad.

home1[1]

No cabe duda que el gran mérito  de la  ” La pintora de estrella” es la  construcción de memoria colectiva a través de la propia memoria individual y familiar.Un estilo narrativo que entra en la línea de autores como Víctor del Árbol o Felix Modroño. Noguera  se inserta así en esa una nueva corriente de escritores y escritoras que han sabido ilustrar a través de la ficción el pasado político y social más reciente, centrándose sobre todo  en los entresijos de la condición humana. El amor, la amistad, la traición,  el rencor, el odio y la duda ocupan un lugar primordial a lo largo de la novela.Nota a añadir, la obra desprende  un gran rigor en la contextualización de la trama y es indiscutible que Noguera ha sabido bucear por la investigación historiográfica sobre el fenómeno nacional-socialista, esquivando las  siempre presentes   tentaciones de quijotismo en las que cae a veces la novela histórica más común.

En suma, una obra magnifica   que nos vuelve a advertir sobre las atrocidades del totalitarismo y que, desde un punto de vista humano, nos lleva a reflexión sobre  la complicada relación con los acontecimientos del pasado y la fuerza de éste en la constitución de nuestra propia identidad personal. Pero que sobre todo nos recuerda cómo el remordimiento, que siempre es la sombra del sentimiento de culpa, solo puede  desaparecer cuando aprendemos a reconocer los errores pretéritos  y  enmendar nuestros actos, incluso cuando la muerte ya se está asomando amenazante en el horizonte.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Memoria Histórica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s