SOMBRAS CASTRENSES : SOBRE “CÓDIDO ROJO” DE LUIS GONZALO SEGURA

codigo-rojo-luis-gonzalo-segura[1]

Al hablar de Luis Gonzalo Segura no se sabe a cuál de sus perfiles referirse, si a su estatuto de ex-Teniente expulsado del ejército, a su condición de escritor o a las dos cosas al mismo tiempo. Es sabido que las fronteras entre las vivencias personales de los autores y la configuración de los universos ficcionales por parte de éstos siempre se revelan borrosas. Saltado a la escena pública con una novela emanada directamente de su experiencia como militar, “Un paso al frente” ( Tropo, 2014), su exitosa obra le valió la hostilidad y  acoso de sus superiores, tras revelar la opacidad y la corrupción imperante en las Fuerzas Armadas de nuestro país, con resultado de su expulsión definitiva. Más allá del revuelo mediático, de la habitual morbosidad   que caracteriza a la opinión pública y de los distintos comentarios que suscitó tanto su personalidad como  su obra entre defensores y detractores, no cabe duda que su libro albergó el mérito de “visibilizar”  los pasillos oscuro de un mundo castrense en el que la opacidad,  la arbitrariedad y el abuso de poder se erigen en virtud. La segunda novela de Luis Gonzalo Segura, Código Rojo, ( Destino,2015), parece proseguir precisamente  en el compromiso del autor en su denuncia de las sombras que dominan el universo militar.

images[7]

Un Cabo es encontrado con un tiro en la sien en los aseos de una base militar. Enseguida después, un juez de la jurisdicción militar topa con la muerte.Su asesinato ha acaecido  bajo métodos de una inusual crueldad.  Posteriormente se produce un segundo asesinato, esta vez el de un hombre de negocios con intereses en las Fuerzas Armadas. A ellos se sumaran dos crímenes más, la de un periodista vinculado al gabinete de prensa del Ministerio de Defensa y la de un alto mando militar ya casi en la jubilación. Nota en común, todos los cadáveres aparecen medio  devorados por insectos exóticos y acompañados por un simbolismo que evoca episodios históricos vinculados a las etapas más oscuras de la España de la Restauración.

presupuesto ejercito español recortes diario de un ateo[1]

Un Guardia Civil, Fernando, homosexual y con una carrera tortuosa y repleta de obstáculos con motivos de sus preferencias sexuales, lleva a cabo la investigación de los asesinatos bajo las ordenes de su superior, Sira, una Guardia Civil católica y de ideología conservadora, pero muy erudita. Entretanto, Fernando y Sira  consiguen la ayuda de un ex-teniente de las Fuerzas Armadas, Guillermo, expulsado del ejercito tras escribir un libro sobre la corrupción entre las altas jerarquías militares y que mal vive en medio de las dificultades económicas. Los tres poseen personalidades discordantes y en las que inciden con fuerza las diferencias ideológicas. La lealtad inquebrantable de Sira al cuerpo castrense contrasta que la posición crítica de sus dos compañeros ante las Fuerzas Armadas.La investigación se irá llevando a cabo en medio de sus discrepancias, en las que la incredulidad de Sira sobre los elementos conspiratorios en el ejército chocará con el convencimiento de Fernando y Guillermo acerca del clima generalizado de corrupción imperante en el mismo. Los tres personajes ilustran el choque entre el principio castrense de lealtad absoluta a la jerarquía y a la institución militar y los preceptos éticos y las convicciones personales. A la par del desarrollo de la investigación, Guillermo topa con Sandra, un alto mando del CNI, una mujer enigmática y a la vez fascinante que le abre los ojos sobre los grandes entresijos del poder y el espíritu maquiavélico que lo define.

img5132208de00db[1]

La obra se caracteriza por una prosa correcta y un buen ritmo narrativo, donde se entremezclan lo ficcional y lo autobiográfico, aunque se trate de un escritor al que le quede algo por madurar. Código rojo conjuga las reglas propias del thriller con la novela política y la crítica social. Es sin duda este segundo aspecto lo que forja la singularidad de la obra y le diferencia de otras tramas sobre psicópatas y asesinos en serie, casi siempre dominadas por la morbosidad de lo sangriento y lo cruel, pero huérfanas de cualquier mensaje. Aupado mediáticamente por los círculos de Podemos, el autor destila a través de su obra y personajes su propio compromiso ético como escritor, dado que la trama alberga una severa denuncia de los vínculos entre el sistema político, el poder financiero y la cúpula militar. Se trata de una obra entretenida, que no empacha a los lectores con los detalles científicos y protocolarios  de la investigación criminal o con los aspectos formales y simbólicos del mundo castrense, incidiendo mucho más en la psicología de los protagonistas y sus valores. En suma, una novela que nos recuerda la necesidad de devolver su voz a la sociedad frente a los abusos de los poderosos.

704954[1]

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Luces y sombras del género negro

Una respuesta a “SOMBRAS CASTRENSES : SOBRE “CÓDIDO ROJO” DE LUIS GONZALO SEGURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s