JOSEP CAMPS : “TIKI MERCADO ES UN HOMBRE ESCÉPTICO Y SOLITARIO, QUE OCULTA SUS ALEGRÍAS Y MELANCOLÍAS”

 

12

Josep Camps 

 

Josep Camps acaba de publicar su segunda novela, ” Rezos de Vergüenza” ( Alrevés,2016), una obra negropolicial que sucede a ” Melodia quebrada”, ( Alrevés, 2014) y que viene protagonizada por el personaje de Tiki Mercado : un Mosso de Escuadra algo atípico y que conserva la singularidad de apartarse, tanto de los estereotipos  con los se  han trazado  los perfiles de los personajes policiales, como del “buenismo” políticamente correcto que lleva abundando en los últimos años. Descubierto por la agencia literaria Página 3, Josep Camps está también entre los autores de nueva generación que ha ido promocionando el sello Alrevés. Miembro de la revista  Bearn Black, Camps es además autor de una sección de relatos cortos protagonizados por su personaje. En esta entrevista hablamos del retrato humano de Tiki Mercado, así como de la última trama que protagoniza, dominada por una intriga en la que se destapan los entresijos  del poder económico y eclesiástico en nuestro país.

¿Te resultó difícil pensar un perfil de protagonista mínimamente original, más todavía en un clima de proliferación de héroes policiales que cada vez se parecen más los unos a los otros?

Cuando leí por primera vez La soledad del manager de Vázquez Montalbán me sentí fascinado por su protagonista Pepe Carvalho. Fue entonces cuando decidí que un día escribiría una novela interpretada por un personaje que contuviera su esencia. A esa base intenté añadir otros rasgos que definieran una personalidad propia.También el Rubén Bevilacqua de Lorenzo Silva me ha influido en la creación de Mercado.  Si el resultado ha sido mínimamente original deberán decirlo los lectores.

¿ También parece que al creerlo has esquivado esa obsesión que tienen algunos autores  por la corrección política?

En el momento en que te planteas escribir literatura de corte negrocriminal has de dejar de lado toda la corrección política, policial, social o religiosa que no encaje con la historia que estás contando. Yo lo entiendo así, vaya.

Por lo que veo, “Tiki” es un personaje con una vida atípica y repleta de sombras. Supongo que en eso también querías nadar a contracorriente de la imagen idílica del policía felizmente casado, establecido y acorde con las expectativas sociales sobre la “normalidad” y el triunfo social…

La adicción a la cocaína y al alcohol que tuvo en el pasado condiciona constantemente la vida emocional de “Tiki”. Y su manera de ver, pensar y actuar, siempre tendente al límite, no ayuda. Él no persigue el triunfo social, solo quiere vivir sin más sobresaltos que el beso de una mujer o el riff de una Fender Stratocaster.

Algunos dicen que ya hay demasiados policías borrachos, drogados, descentrados, amargados y oscuros. ¿Qué ocurre, los lectores huyen de los perdedores, incluso en la ficción?

Si hablamos de novela negro-policial, los clichés (que no tienen por qué ser siempre negativos) dicen que un buen policía de novela negra tiene que tener algunos de estos rasgos que comentas. Si queremos buscar perfiles distintos, existen otros géneros literarios donde encontrarlos.

¿ Entonces es un anti-héroe?

Tiki no es Hércules Poirot, ni Jules Maigret, si es eso a lo que te refieres. Es solo un individuo que debajo de una personalidad escéptica y solitaria, esconde sus melancolías, alegrías, pasiones o fobias, como cualquier persona de la calle. Y que pulula por la vida arrimándose al sexo y al rock and roll como refugios vitales.

Compruebo que, tanto en tus novelas, como en  relatos cortos en Bearn Black,  su personalidad juega mucho con   la irreverencia…

Sí, es un personaje que está harto de muchas cosas y está en un momento de su vida, cerca de los 50, donde ya no comulga con determinados convencimientos sociales. Y procura ser honesto y actuar en consecuencia.

¿Por qué le acoplas el simbolismo del Rock y del  mundo“motar”, porque en principio y al menos desde un punto de vista generacional, la cultura musical de Tiki tendría que haber sido John Travolta, la “Fiebre del sábado noche” y ese universo  “disco” que hizo furor entre finales de los 70 y mediados de los 80?

Ciertamente. Por edad, Mercado está más cerca de la década de los ochenta, de cuando el rock and roll inició su lamentable ocaso. Pero él se aferra a la época dorada de las grandes bandas, la de los sesenta y los setenta. Tiempos de Beatles, Stones, CCR, Led Zeppelin, Pink Floyd, Kinks, Cream… Y también de Ramones, Clash o New York Dolls.

¿El rock and roll era para ti una manera de ornamentar y enfatizar ese viril perfil masculino que lo envuelve?

Pienso que el rock and roll no entiende de sexos, etnias o condición social. Es algo tan transversal como lo pueda ser el fútbol. La afición por este tipo de música de Tiki es un rasgo más de su personalidad.

¿Ya centrándonos en el caso que  le toca a Tiki en tu última novela, por qué el tema del Opus Dei?

El Opus Dei tiene fama de organización opaca y elitista, envuelta siempre en un halo de misterio. Me apeteció fabular una historia donde esta congregación tuviera un protagonismo destacado.

Supongo que te tocó documentarte algo ¿Cómo trabajaste antes de articular la trama?

Me entrevisté con diferentes personas. Unas me dibujaron el Opus Dei como una organización religiosa que velaba pacíficamente por los preceptos que en su día definiera Escrivá de Balaguer, su fundador. Otras, en cambio, algunas de las cuales había pertenecido al Opus Dei en el pasado, echaban pestes de la organización. Gente que se había sentido explotada, manipulada, estafada.

¿Qué sobresaltarías si tuvieses que describir la figura de Escrivá de Balaguer?

Es una figura controvertida, sin duda. Hay quienes (el Vaticano entre otros) lo consideran un santo. Otros, una personalidad ambiciosa que supo crear de la nada una organización todopoderosa con ramificaciones por todo el mundo. Los más críticos consideran a Escrivá de Balaguer únicamente un misógino cegado por las ansias de poder y el dinero.

¿Sí me permites la pregunta, había en ti algún resabio anti-clerical cuando empezaste a pensar la historia?

No, ninguno. No comulgo con muchas de las doctrinas de la iglesia católica, pero intento ser respetuoso ante las ideas de cualquier persona o entidad. Eso sí, siempre y cuando se manifiesten de forma pacífica.

Por lo que veo en la novela, hay una buena crítica de cómo lo espiritual justifica el gusto por los bienes materiales. ¿La hipocresía del mensaje católico era para ti la preocupación central?

Sí, era una parte de ello. En pleno siglo XXI, mientras millones de seres humanos malviven en la más absoluta miseria, no deja de llamar la atención esa suntuosidad insultante de las altas jerarquías de la iglesia católica.

Lo que veo en los entresijos de la trama es la bajeza y el cinismo de algunos personajes y como la Fe puede ocultar una profunda falta de ética y de moralidad, incluso una tremenda maldad…

La ética y la moralidad, cuando hay dinero de por medio, se van al carajo rápidamente. Eso pasa en religión, política, negocios. Quevedo ya nos lo advirtió hace cuatrocientos años.

¿Se habla mucho de la necesidad de una definitiva laicización del Estado y del Espacio Público, pero eso asegura de verdad que grupos de presión y que órdenes religiosas como la que describes en tu novela vayan a perder capacidad de poder político en beneficio de sus intereses económicos?

Acumulamos muchos siglos de poder eclesiástico, eso no se cambia en dos días. Considero a la religión como una opción que cada uno debería tomar de forma totalmente libre, sin condicionantes morales, éticos o sociales. Eso aún no es así, todavía hay muchas barreras por saltar.

Algunos de los comentaristas de tu obra dicen que hay mucha influencia, narrativamente hablando, de Jim Thompson. ¿En qué aspecto?

Thompson es uno de los referentes de la novela negra, tal vez el más grande. De él me gusta su lenguaje sencillo, preciso, desprovisto de florituras innecesarias; el cinismo de sus personajes, su narración en primera persona. La prosa de Thompson, cincuenta años después, suena tan fresca y actual como el primer día. Eso tiene un mérito enorme.

También se dice que tu obra está a medio camino entre lo policial y el negro, pero que no te sitúas exactamente en ninguna de las dos orillas. ¿No te gustan los “purismos”, temes los “etiquetajes” demasiado cerrados?

Lo de las etiquetas me parece bien para saber ante qué tipo de novela podemos encontrarnos. Tal vez, últimamente, se está subetiquetando en demasía, no sé. Creo que podríamos calificar de policiales a mis novelas, en cuanto a que la trama central de la historia es una investigación protagonizada por un sargento de los Mossos d’Esquadra. Pero también pueden considerarse negras si atendemos a la fuerte crítica social que hay en ellas.

¿Estás pensando ya en tu próxima novela, nos puedes adelantar algo?

Sí, creo que todos los que nos dedicamos a esto de la escritura siempre estamos maquinando algo, sino nos moriríamos. En la próxima novela, Tiki tendrá que investigar un caso que tendrá por epicentro una bonita localidad de la Costa Brava. Me apetece sacar a Mercado de Barcelona, de su zona de confort habitual. De la trama, prefiero no avanzar nada todavía.

¿De cuánta duración va a ser la vida de Tiki Mercado, trilogía o serie?

Ni idea. Me es complicado decidir a priori cuánto va a durar Tiki Mercado. Habrá un Tiki 3, pero no sé si una cuarta entrega. Dependerá de si Mercado tiene cosas interesantes por contar. En el momento en que no sea así, se acabará.

¿Seguirás escribiendo novelas negrocriminales cuando esta fiebre que conocemos hoy pase o crees que serás capaz de adaptarte a los nuevos tiempos?

Ahora mismo, no sabría decirte. Yo no escribo novela negro-policial por un tema de modas. Es un género que siempre me ha seducido. Además, creo que tiene por delante un futuro prometedor.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Luces y sombras del género negro, Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s