“LA ORILLA NEGRA” : JOSÉ LUIS MUÑOZ Y LA REIVINDICACIÓN DE UN “NOIR” DEL SUR

Presentación Orilla Negra (1)

Fotografía : Rosa Querol 

 

El pasado 13 de julio se realizó la presentación  del libro colectivo ” La orilla negra” ( Ediciones del Serbal,2016) en la librería La Central de la calle Mallorca de Barcelona. Una obra que pone los cimientos de una nueva colección de género negro del mismo nombre y que acaba de ser lanzada por el mencionado sello bajo la dirección del prestigioso autor José Luis  Muñoz.  Un proyecto de largo alcance que acaba de concretarse a través del lanzamiento inicial  de siete títulos y entre los que figuran el propio Muñoz con su obra “Mala hierba”; Dauno Tótoro Taulis,  ( “La sonrisa del Caimán”), Rolo Diez, ( ” Papel picado”), Pablo de Aguilar González ,( “Cuéntame cosas que no me importe olvidar”) , Fernando Martinez Laínez,  (“Destruyan  a Anderson”) y Marcos Torre Briceño,  (“Bala morena”).  La recién fundada colección parece haber tenido muy buena acogida entre el gremio de editores especializados en este género y la iniciativa de José Luis Muñoz, así como el apoyo prestado a la misma por parte de la editora Noelia Riaño, responsable de Ediciones del Serbal, no han faltado de elogios entre críticos y bloggers. Cabe dar la bienvenida a esta nueva aventura editorial dentro del “Noir” . Difundida durante varias semanas en las redes sociales y la prensa digital, habría sido de lamentar que esta empresa se hubiese quedado sepultada entre el coloso de la información que nos llega a través de estos medios, ( no siempre registrable) o entre el colapso que vive un   género negro en el que la abundancia de autores y títulos dificulta la capacidad de catalogización.

Amena, de buen tono y dinamizada por el estilo carismático de José Luis Muñoz, la mesa estuvo constituida por el editor Francesc Danès y los escritores José Vaccaro, AngéliquePfitzner y Nacho Cabana,autores participantes en la antología. El debate fue precedido de un logrado e impactante booktrailer realizado por Raúl Muñoz.  Francesc Danès recordó y agradeció  la enorme implicación colectiva en el proyecto de la colección ” Orilla negra”. José Luis Muñoz subrayó el “Año Cervantes” como oportunidad para recuperar y reivindicar la tradición del género negro de habla hispana. En ese sentido, dijo que los referentes intelectuales y literarios  “clásicos” norteamericanos en los que  nos venimos mirando tras  la herencia dejada por Hammett y Chandler , la singularidad del  polar y neo-polar francés o, más recientemente, el peso algo excesivo de los llamados “nórdicos”,  no debe hacernos olvidar nuestra  propia y excelente tradición narrativa. Además de elogiar a los padres del “Noir” en España y la existencia de un buen numero de autores de primera fila, también exaltó la virtud de los autores latinoamericano. Precisó que uno de  los objetivos era rescatar muchos títulos descatalogados u olvidados. A  a ese respecto, defendió los vínculos culturales y emocionales entre España y Latinoamérica y las muchas similitudes y afinidades entre sus corrientes narrativas en general y el género en particular. Muñoz   recordó también que el objetivo de la colección sería encontrar siempre un justo equilibrio entre los escritores españoles y los latinoamericanos. Añadió que, frente a la excesiva vocación de algunos sellos por los autores extranjeros y las traducciones, en muchos casos en detrimento de autores hispanohablantes de equivalente calidad literaria, el objetivo de la nueva colección era aupar a  éstos y convertir Orilla negra en su escaparate y plataforma. Puntualizó que, en efecto, la ambición de la colección era apuntalar la identidad de un género negro “del sur”, capaz de afirmarse identitaria y narrativamente frente a los omnipresentes nombres anglosajones, galos o nórdicos.

La presentación  general de José Luis Muñoz  fue seguida por ciertas anotaciones sobre el valor y actualidad del género negro. Recordando la trascendencia de la Semana Negra de Gijón como pionera y artífice del camino realizado hasta ahora, José Vaccaro, definió la novela negra como el gran género del siglo XXI. Apuntó que los males que está asolando nuestra sociedad en medio del capitalismo salvaje, el neoliberalismo, las desigualdades, el crimen organizado y la pérdida de valores éticos y morales, se están convirtiendo en una gran fuente de imaginario y creación ficcional y esto en base a la originaria vocación de crítica social que siempre ha definido al género. Muñoz matizó que, frente a las especulaciones sobre el posible agotamiento de este género al dictamen de las reglas del mercado, el “Noir” había venido para quedarse.  Angélique Pfitzner profetizó de que se trata, no de una simple colección entre muchas otras, sino de una marca que estaba trazando los senderos de todo una nueva corrientes y movimiento dentro del género negro. Mucho menos formalista, Nacho Cabana añadió un toque de humor a la mesa, subrayando que el género negro sirve sobre todo para que los autores canalicen su maldad y peores impulsos. Recordó que el lado magnético del “Noir” está en el hecho mismo que desdibuja las fronteras entre el bien y el mal, entre lo legal e ilegal, entre lo permisible y lo que no lo es. Según Cabanes, los individuos caminamos sobre una cuerda que nos recuerda de cómo nuestros equilibrios no son seguros y siempre poemas caer a un lado u otro en base a cada circunstancia personal. Presente entre el público, Andreu Martin elogió la iniciativa y recordó su similitud con el espíritu y la valentía de los pequeños sellos  de los años 70, que se atrevieron a publicar género negro cuando apenas se había salido del franquismo.

Acto con éxito de aforo y público curioso y entregado, no cabe que la iniciativa de “Orilla negra” vuelve a demostrar la profesionalidad de los sellos pequeños y medianos, su capacidad de innovar y animar la vida cultural e intelectual, frente a los criterios cada vez más circunscritos a variables comerciales y de los que dan cada día un lastimoso testimonio los grandes grupos editoriales. En cualquier caso, se trato de una decidida reivindicación de la identidad y singularidad del género negro de habla hispana y solo por eso, parece que esta nueva colección merece un cierto apoyo. En un país como el nuestro y en el que ir siempre ” a la cola” de los demás ha generado por momentos un agudo complejo de inferioridad y ninguneo de lo nuestro, es de celebrar que un sello editorial y una innovadora colección nos recuerden que de vez en cuando también hace falta hacer gala de una cierta autoestima respecto a nuestra tradición intelectual y narrativa.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Luces y sombras del género negro, Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s