APOLOGÍA DEL ANTI-HÉROE : SOBRE ” LA CAPITAL DEL MUNDO” DE GONZALO GARRIDO

capital del mundo

Experto y asesor en comunicación, así como blogger y comentarista literario, Gongalo Garrido surgió en el panorama narrativo  con una obra que tuvo una excelente acogida  de publico,  ” Las flores de Baudelaire” ( Alrevés,2012),una novela de intriga ambientada en la “Grande Guerre” y que nos llevó  por los túneles de la condición humana. Garrido se afirmó con “El patio inglés” (Alrevés,2014) y que, desde un estilo intimista, abordó los complicados vínculos de parentesco  y  el lado tormentoso delas relaciones paterno-filiales. Sí por algo se ha hecho conocer Garrido es por la creación de unos personajes que distan mucho de ser planos.Fiel a su interés por las contradicciones de los individuos,  a través de su última producción, ” La capital del mundo” ( Alrevés,2016), Garrido hace una decidida incursión por el “Noir”, aunque con toques heterodoxos y renovadores.

Bilbao, Ángel Mato, un prestigioso investigador y profesor universitario políticamente vinculado a los dirigentes históricos del PNV, es encontrado en un edificio en reconstrucción con una bala en la sien. El conglomerado está vinculado a  importantes intereses económicos del sector del ladrillo y en el origen de  conflictos con una comunidad vecinal. Enfermo y casi anciano, la policía autonómica plantea el suicidio como primera hipótesis. Es la versión oficial que las autoridades hacen difundir entre los medios de comunicación. Si bien, la mujer de la víctima no está del todo convencida de la causa de la muerte y decide contratar a un detective privado : Ricardo Malpartida , un personaje singular y atípico.

De orígenes modestos y ex- taxista, Malpartida vive en la periferia urbana de Bilbao, testigo de la crisis social. Su pasado y personalidad están repletos de sombras, dado que se trata de un hombre emocionalmente sacudido por la ausencia de  amor materno y destrozado por la muerte de su hermana : su familia es una de las víctimas del terrorismo etarra en la etapa más cruda  de los “años de plomo” . Abandonado por su mujer, confrontado a la educación de una hija adolescente con la que tiene serios conflictos inter-generacionales, también mantiene una complicada relación sentimental con una mujer que pretende anularlo y con la que solo encuentra la satisfacción de una vida sexual intensa. Asolado por el alcoholismo, su único punto de apoyo es una relación ambigua con una prostituta de origen ucraniano.

Con grandes dificultades económicas, el encargo de la viuda de Ángel Mato  y los nada despreciables honorarios que está dispuesta a pagarle se presenta como una oportunidad para salir de apuros.Malpartida no se fía de las pesquisas de la policía autonómica y sospecha que el caso ha sido cerrado en falso. Su decidida implicación en la investigación, ayudado por un curioso personaje, Francisco, un modesto conserje con necesidad de protagonismo y en búsqueda de emociones,  le lleva a descubrir  poco a poco los aspectos oscuros de la víctima y las razones de su asesinato. Desde luego y lanzada panorámica mirada sobre su obra,hay que empezar diciendo que Garrido trabaja con originalidad tanto los personajes como los conflictos que dominan la novela.

Pese a la enorme influencia que llegó a ejercer Vázquez Montalban, la figura del detective privado  no ha ocupado un lugar predominante  en la producción narrativa “Noir” de los últimos años, primando sobre todo la configuración simbólica y representacional del universo policial.La razón está en las muchas controversias sobre la inverosimilitud de los personajes detectivescos y el contraste con su objetiva irrelevancia en el ámbito de la investigación criminal .Sí la novela recoge algunos aspectos estéticos y ambientacionales del mundo detectivesco, no es menos cierto que Garrido  ha demostrado celo en no extrapolar, sin más, a la realidad española, una figura literaria cuya inteligibilidad es tributaria de un determinado contexto histórico muy distinto al nuestro. Mal haríamos en obviar que, al margen de los loables preceptos éticos a partir de los que quedó ficcionalizado, el personaje del detective  privado americano que está en la esencia misma del “Noir” más clásico,  fue el espejo de un sistema social definido por la debilidad del Estado y la supremacía  de una sociedad civil  autoregulada a través del mercado, las relaciones monetarias y la violencia. En cualquier caso y  más  allá de los aspectos formales, Garrido ha sabido trabajar con esmero la psicología  de Ricardo Malpartida y que está en el origen mismo de su magnetismo y la progresiva empatización  con él que va creciendo   en el lector.

La trama nos pasea por un Bilbao atestado de sombras  camufladas detrás de su reputada vocación vanguardista y espíritu de cosmopolitismo, recordándonos  la existencia de un universo académico y científico repleto de mezquindades y clientelismo, así como la actitud de unos medios de comunicación cada vez más avasallados.  Pero sobre todo y ante todo, interpela sobre la realidad de una ciudad , instituciones y Fuerzas de Seguridad  tomadas en rehenes por los que llevan décadas ejerciendo el poder en Euskadi.

No cabe duda que “La capital del mundo” es un decidido alegato contra el delirio individual al que pueden conducirnos los supuestos sentimientos colectivos. Más allá de todo, sí alguna singularidad tiene de verdad la obra, es su  sincera oda a los anti-héroes, obligados a lidiar voluntariosa y valientemente adversas circunstancias.

 

 

                 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Luces y sombras del género negro, Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s